...
Parque arqueológico y ciudad romana de Emona

Eslovenia Parque arqueológico de Emona

Parque arqueológico y ciudad romana de Emona

Un lugar especial en la historia de Liubliana está reservado para la Emona romana, cuyos vestigios  se han conservado en el mismo centro de la ciudad. El Parque Arqueológico Emona es un parque urbano que consta de varios emplazamientos, conectados con un sendero circular, bien señalizado.

Sozomen, a Byzanti

Emona (Colonia Iulia Aemona) era un asentamiento romano en el centro de lo que hoy es Liubliana. Su nombre es probablemente de origen celta, pre-romano. La cuenca de Liubliana ya había sido poblada antes de la época romana y ya durante la prehistoria, la atravesaban importantes rutas comerciales de la Península Apenina, el Mar Báltico y los Balcanes.

Sozomen, un historiador eclesiástico bizantino, atribuyó la fundación del primer asentamiento en el área de Emona a Jasón y los Argonautas en el siglo XIII a.C. Zarparon  y navegaron por el río Sava hasta un lugar donde invernaron  y luego se dirigieron a pie hacia tierra itálica en el río Liublianica. Después de la conquista romana en la segunda mitad del siglo I a.C, se construyó  un campamento militar bajo la colina del castillo. Para el año 15 d.C., los romanos construyeron una ciudad rectangular, protegida por poderosos muros de piedra y una trinchera doble de tres lados, que tenía todas las características de un castrum romano. Esta ciudad fue fundada con la intención de reforzar el interior del territorio tras las revueltas ilirias. Sus primeros pobladores fueron colonizadores de Italia y Galia, sus esclavos y veteranos del ejército romano.

Emona desempeñó un papel importante en la defensa de Italia entre los siglos II y IV. Durante el siglo II, la ciudad sufrió debido a las guerras marcomanas y a la peste, mientras que en el año 238, sus propios ciudadanos la quemaron y la abandonaron para impedir que el ejército del usurpador Maximino el Tracio acampara allí. En el año 408 Emona fue visitada por Alarico I, rey de los visigodos. Como  magister militium bizantino, estaba en una misión para retomar Italia para el imperio bizantino y es probable que los sobornos salvaran la vida  de los ciudadanos de Emona.

En el año 452 la ciudad fue devastada y parcialmente destruida por los hunos. Emona estaba empobrecida pero seguía viva. A finales del siglo V y principios del siglo VI, la ciudad fue gobernada por los visigodos, que dejaron solamente algunas huellas. Durante los tiempos revueltos  de la Antigüedad tardía y el período de la migración en el siglo VI, la gente comenzó a refugiarse en lugares remotos e inaccesibles (Sveti Lovrenc en la colina de Polhograjska gora, Molnik, Moreček, Golo) y a emigrar a las ciudades costeras, especialmente Koper, Piran y Novigrad.

Parque Arqueológico Emona gestionado por el Museo y galerías de Liubliana.

La institución Museo y Galerías de Liubliana fue fundada en 2009 y comprende el Museo de la Ciudad de Liubliana (incluyendo el Parque Arqueológico Emona), la Galería Jakopič, la Galería Vžigalica, la Galería de Arte de la ciudad de Liubliana, la Galería Bežigrad 1, la Galería Bežigrad 2, Galerija 001 y el Museo del Tabaco situado en el Centro Cultural Tobačna 001 así como también  la Casa Plečnik en Trnovo.

La misión de la institución es registrar, recopilar, documentar, evaluar, preservar, interpretar, estudiar y presentar el patrimonio tangible e intangible relacionado con la historia de la ciudad de Liubliana y su entorno más amplio desde la época prehistórica hasta nuestros días, realizar actividades pedagógicas,  andragógicas y promocionales relacionadas con los procedimientos de la  institución y la formación profesional conexa.

Mediante la realización de exposiciones y recopilación de colecciones de objetos de museo, de material de archivo y biblioteca y de otros materiales documentales, obras de arte contemporáneo y moderno así como también de prácticas de arte contemporáneo, la institución proporciona acceso a bienes culturales públicos y participa en el intercambio internacional.

Comparte